miércoles, 1 de abril de 2015

Susana Díaz ha pactado con los andaluces

Susana Díaz se hartó de decirnos que a ella no le haría falta pactar con ningún otro partido para poder gobernar en Andalucía, y que su pacto era solo con los andaluces. La frasecita no tendría más trasfondo que cualquier otro bobalicón slogan de campaña electoral si no fuera porque nadie es capaz de explicar los exitosos resultados de Susana Díaz, a no ser bajo la sospecha de una victoria amparada por un contexto corrupto y completamente institucionalizado. En cualquier democracia “normal” la gestión de Susana Díaz y por ende del PESOE, hubiera sido penalizada por el electorado, tan solo hay que observar algunos significativos datos:
·      Tasa de paro en Andalucía: 35% de población activa (Paro en España 23,2%)
·                 Índice de fracaso escolar: 28,4% (Media en España 23,5%)
·                  Deuda pública Andalucía: 29.101 millones (21% del PIB)
Lo usual es que con esta desastrosa gestión Andalucía hubiera castigado de forma severa al partido socialista, pero nada más lejos de la realidad. Nuevamente Andalucía ha premiado la ineficiencia e ineficacia  de la administración de Susana Díaz, y eso sin entrar a valorar el que es seguro el mayor caso de corrupción habido en España y probablemente en Europa. Confieso, que cándido de mí y tras conocer los resultados de los comicios andaluces, patitieso quedé restregándome los ojos una y otra vez ante la ignominia del desenlace de las votaciones autonómicas andaluzas. No podía dar crédito ¿De verdad ni un solo escaño menos? Siempre he defendido a Andalucía contra los tópicos típicos que se le atribuyen en el resto de España, y me negaba a llegar a conclusiones banales y facilonas. Finalmente hoy y gracias al audio de la infame ex delegada de empleo en Jaén Irene Sabalete, he de reconocer que hay una parte de realidad en esos tópicos, una certeza reflejada en una porción de esos inamovibles 47 escaños.

Comenzaba el post haciendo referencia a la frasecita de Susana Díaz, y tras escuchar el revelador audio de Irene Sabalete, todo comienza a adquirir su verdadero sentido ¡Vaya que si Susana pacto con los andaluces!!! Lo que nunca nos dijo en campaña a que niveles estaban establecidos estos pactos. Escuché en alguna tertulia que este caso era puntual y no extensible al resto de Andalucía, y aun siendo mal pensados si los resultados de los comicios electorales hubieran sido otros, tal vez podríamos tragarnos semejante patraña, pero como los resultados fueron los que fueron y aun siendo bien pensados solo nos queda concluir en un régimen clientelar y corporativista tal y como otras perennes socialdemocracias lo fueron. Es histórico y digno de estudio el record de años continuados en gobierno del partido mexicano PRI, con 75 años ininterrumpidos gobernando en México, a este paso el partido socialista andaluz que guarda multitud de similitudes con su homónimo mexicano, bate esa marca. Para hacernos una mejor idea de lo que es el “fenómeno Sabalete” en Andalucia hay que tener en cuenta que el sector público instrumental de la Junta de Andalucía está integrado en la actualidad por casi un centenar de entes: 28 sociedades mercantiles, 25 consorcios, 19 fundaciones, 18 agencias empresariales y tres agencias de régimen especial que cuentan con un presupuesto global de 2.940 millones de euros, con una plantilla estimada por el gobierno andaluz cercana a los 29.000 empleados, y que estos entes con personal contratado a “dedazo” y afín al régimen son prescriptores de subvenciones, compensaciones, dadivas y prebendas varias. Precisamente hoy el diario la Razón daba una cifra bastante significativa, la Junta de Andalucía dio 156 subvenciones al día durante el gobierno de Susana Díaz. Tras el mencionado audio, cuanto menos cabría preguntarse, a cambio de qué se han dado esas subvenciones.
Aun con todos estos precedentes, resultados y datos no terminaba de decidir el enfoque de este post, pero no hay nada como escuchar y ver tertulias políticas de lo más variado y variopinto de este país para terminar de formarse una idea. Veía el otro día el Cascabel, y allí parloteaba el que yo llamo “el metepatas” Ricardo Martín, ex dirigente socialista y ahora palmero mayor de su ex partido en tertulias varias, respondiendo complacido a todo lo anteriormente expuesto en los siguientes términos: a los del PP lo que os molesta es que Andalucía ha vuelto a demostrar que está contenta viviendo del negocio público. Y como es su costumbre se equivocó en su demagógica aserción. Lo correcto hubiera sido decir: a los ciudadanos os molesta que la democracia en Andalucía está instrumentalizada y mediatizada por unas instituciones públicas creadas por un régimen corrupto, y que esos fondos públicos se utilicen de manera fraudulenta para sus propios fines. Para rematar el despropósito, alguien en la tertulia le rebatió mas o menos en los términos que he comentado  y el “metepatas” solo acertó a entrar en el manoseado “y tu mas” afirmando que en las comunidades gobernadas por el PP ocurre exactamente lo mismo, otorgando el calificativo de normal o habitual para la situación en Andalucía, o lo que es lo mismo reconociendo la podredumbre de las instituciones españolas y con ello el fracaso de la propia socialdemocracia en nuestro país, indistintamente del signo político que profesen.
Por último les dejo una canción, y no va por nadie en concreto y mucho menos por Andalucía en general, pero si va dedicada a esos que seguro si se darán por aludidos con ella.


Mi página WEB